DOS HORAS EN EL MERCADO DE MUCHO MATAR

Visita a la feria internacional de caza

Here for English

No todas las ideas de un viernes por la noche, resultan tan acertadas el sábado por la mañana. Aunque uno suele darse cuenta bien pasado el mediodía cuando, como en mi caso, tiene que salir por patas para no perder la cabeza. Ayer tuvimos una de las jornadas, haciendo fotos, más incomodas que recuerdo desde que empecé el proyecto. Resulta que nos presentamos los dos con la niña vestida de leopardo, cámara en hombro y chaqueta verde, en la Feria Internacional de Caza del IFEMA.

 

 

Es difícil describir la sensación que tuvimos al entrar en el recinto, la palabra shock creo que se queda corta. Tras pasar el tórculo encontramos gente, de todas las edades, apilada para poder coger un rifle y, apuntándose los unos a los otros, probar su mirilla, desenfundar un cuchillo o hacerse una foto con alguno de los incontables animales disecados de la feria.

Habiendo pasado el segundo stand decidimos sacar al bebe se su traje de felino, la cosa no estaba para bromas. Tratamos de recomponernos tras una cola de niños esperando el arco, las flechas y las instrucciones para disparar a unos animales de atrezo. Me sorprendió la cantidad de familias que allí había y los grupos de jóvenes gritando sus hazañas de fines de semana pasados. Pronto llegamos a un muro lleno de cabezas, a la llamada “junta de homologación de trofeos de caza” (Gobierno de España), un organismo con más de cincuenta años de existencia que establece la puntuación para cada especie cazada, allí todo el mundo hacía fotos. En uno de los carteles se podía ver que, durante ese tiempo, se habían homologado 77.720 cabezas como trofeos, desde el Boc Balear hasta en Venado. El Lobo de Zamora, como si de la caza del Pokémon se tratara, valía 41,80 puntos.

Tras dejar este muro de los horrores atrás, esquivando todo tipo de ropa de camuflaje y cuchillos XXXL, nos topamos con un enorme grupo de animales disecados que hacía las veces de foto-call para, claro está, todos los “amantes de la naturaleza”. Flanqueados por dos rinocerontes, en este conjunto había jirafas, antílopes y otras criaturas que, muy probablemente, también forman parte de los cuentos de buenas noches de aquellos niños modelo. Así que, con mis gafas de pasta y cara de no tener ni idea, me fui a un mostrador a que me contaran el cuento de cuanto hay que pagar por matar a uno de esos animales.

En la mayoría de los mostradores había chicas, todas muy amables y la mayoría atractivas. Esta en particular me presentó un plan de iniciación a la caza, en el que por solo 3.450 euros podía hacerme con seis trofeos en cinco días. Si, así es, me decía, “por lo mismo que te cuesta una montería nacional” te puedes cargar a un Blesbuck, un Impala, un Steenbuck y tres Facos. ¿Facos? ¿Qué es un Faco? Pregunté, sin haber entendido muy bien los anteriores nombres. Un Pumba señor, un Pumba, me contestó la chica recordándome la película de Walt Disney mientras me entregaba el menú de las otras piezas. En esa hoja pude ver que por 8.500 euros también podía matar a un Búfalo, por 4.500€ un Cocodrilo, por 8.500€ un Hipopótamo y por 11.500€ un León. Todos los precios estaban allí como si de la lista de la compra se tratara, todos salvo los del Rino Blanco, el Elefante y el Leopardo. Para estos había que hacer otro tipo de consulta en la que, seguramente, mis gafas de pasta prevendrían una respuesta sincera.

 

 

Aturdido de lo que acababa de suceder, me refugié en la sección de los rifles y la munición, lejos de la taxidermia y las frecuentes ofertas de safaris en África. Allí, antes incluso de llegar al mostrador dónde uno podía recoger cartuchos para hacerse un llavero, me quedé estupefacto observando algo que, si me hubieran contado, no me hubiera creído. Me encontré a tres sordomudos gesticulando sobre los distintos tipos de balas del panel de su derecha, y sus efectos. Me pareció entender, según sus sentidos ademanes, que la bala que atraviesa a la pieza de lado a lado no es buena. Tras esta breve explicación señaló otro proyectil del listado, esa parecía ser la que explotaba en el interior de la víctima acabando con su vida. Estar recibiendo esta información desde el lenguaje puramente corporal me resulto especialmente impactante, pero el hombre siguió con su baile de manos y muecas faciales. Esta vez señaló una bala para después apuntar a su barriga y comenzar a formar con su dedo índice una espiral que no tenía límite. Qué más puedo decir, por supuesto me largué, esta vez, para fotografiar el mobiliario hecho de cuernos del otro lado de la feria. Efectivamente, hoy en día cualquiera en sus cabales puede amueblar su salón con mesas, lámparas de techo, tumbonas, descalzadoras, y un largo etcétera hechas con cornamentas.

 

 

A estas alturas ya estaba un poco mareadito, ya solo me quedaba el último pasillo por visitar, pero no lo completé. Trataba de fotografiar a un leopardo disecado en un stand, cuando un hombre me sacó del mismo increpándome agresivamente. Parecía conocerme y no dejaba de llamarme activista y caradura, entre otras lindezas. Que qué hacía ahí, que como me habían permitido pasar, que si no tenía vergüenza, repetía. Yo le intenté explicar que el proceso de compra de entradas es sencillo y que en ningún lugar decía que las fotografías estuvieran prohibidas, es más, en todas partes había fotografías de hombres de dudosa salud aupando animales muertos que mucha gente fotografiaba. No parecía entenderme y con mucho cabreo se fue corriendo a buscar ayuda. Quizá fuera para buscar un traductor para lo que trataba de decirle o para darme una paliza. Lógicamente no me quedé a esperar y salimos precipitadamente de aquel lóbrego universo, flipando, asqueados y casi enfermos. Una experiencia surrealista que espero mi hija nunca recuerde. Bendita la poca memoria de los bebés.

Para más fotos, visita nuestro Instagram

 

LISTA DE PRECIOS POR ESPECIES 

ÑU NEGRO

750 €

ÑU AZUL - MACHO

800 € 

ÑU AZUL - HEMBRA

400 € 

BLESTBUCK - COMMON 

350 € 

BLESTBUCK - WHITE

450 € 

BUSHBUCK

750 € 

CERDO SALVAJE

500 € 

ANTÍLOPE DUIKER

250 € 

ANTÍLOPE ELAND

1700 € 

ANTÍLOPE GEMSBUCK

800 € 

GIRAFA 

2200 € 

HARTEBEEST - RED

800 € 

IMPALA - MACHO

350 € 

IMPALA - HEMBRA

150 € 

CHACAL

FREE

ANTÍLOPE KLIPSPRINGER

900 € 

KUDU - MACHO

1650 € 

NYALA

1950 € 

RED LECHWE

2500 € 

REEDBUCK - COMMON

800 € 

REEDBUCK - MOUNTAIN

800 € 

REEDBUCK - GREY

900 € 

RAON

7500 € 

SABLE

6000 € 

SPRINGBUCK - COMMON

350 € 

SPRINGBUCK - BLACK

500 € 

STEENBOK

250 € 

TSESSEBE

2500 € 

WARTHOG - FACO

225 € 

WATERBUCK

1400 € 

ZEBRA BURCHELL'S

950 € 

 

BUFALO

10.900 € 

RINO

3500 € / POR PULGADAS

LEOPARDO

PREGUNTAR 

LEON - MACHO

11.500 € 

LEON HEMBRA

6.500 € 

HIPOPÓTAMO

8.500 € 

ELEFANTE

PREGUNTAR 

COCODRILO

FROM 4.900 € 

RED LECHWE

PREGUNTAR 

GRYSBUCK DEL CABO

PREGUNTAR

DUIKER ROJO

PREGUNTAR

DUIKER AZUL

PREGUNTAR 

CERDO SALVAJE 
(con trampa o perros)

PREGUNTAR

PUERCOESPIN

250 € 

VELVET MONKEY

50 € 

LIEBRE

25 € 

MONO BABUINO

150 € 

AVESTRUZ

450 € 

 

 

ALQUILER DE PERROS

80 € / POR DÍA

 

#}